En general, a pesar de que en muchos edificios es el administrador quien se ocupa del manejo de los fondos, la principal causa de la consulta al Contador Auditor es su desaparición, o bien, la voluntad de los copropietarios de desvincularlo. 

Contratar un servicio de Auditoría otorga al consorcio la posibilidad de tener una idea cabal de su situación administrativa a una fecha determinada, además de contar con una certificación y con las conclusiones del profesional actuante. Este trabajo se enfoca en la documentación de respaldo y elementos que permitirán opinar sobre la razonabilidad del estado administrativo del inmueble. En consecuencia, sin importar otras cuestiones, respaldará la tarea de quien administra correctamente y pondrá en evidencia al mal administrador, advirtiendo a los copropietarios de los riesgos (reales o potenciales) a los que se exponen si continúan en esa senda.

 

Share Button

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *